The Prodigy

He visto a The Prodigy tres veces en dos giras distintas. Viajé a México y España para lograrlo, pero verlos en vivo en casa será una historia muy diferente. En medio de la escena alternativa bogotana de los 90, que se nutría por igual de rock y electrónica, la fiereza rave de esta agrupación inglesa no pasaba desapercibida y era el tipo de banda que le podía llegar a gustar incluso a punks, hardcoreros y metaleros; gente del techno o incluso más dance. No sonaba en la radio, no era música para congraciarse con las listas de éxitos locales, lo cual se agradecía, aunque afuera The Prodigy las rompía y sus álbumes se vendían como papas fritas. The Fat of the Land era musical y literalmente combustible para hacer arder el final de esa década, y así su himno “Smack My Bitch Up” siga siendo candela pura nunca fue de esas bandas que se inmoló con un solo éxito. De esa época a hoy tienen 4 discos más encima, incluido su reciente No Tourists, que junto al también clásico Music for the Jilted Generation terminan formando las vísceras de un show en directo absolutamente contundente y liberador. Normalmente empieza con el tema “Breathe” y termina con “Take Me to the Hospital”. Más claro, imposible. Tomen aire y pierdan la cabeza.

Chuky García
Periodista
@chuckygarcia