The 1975

El sonido inevitablemente fresco y muy intenso de The 1975 hace una mezcla desvergonzada de pop, R&B, rock y sonidos indie o alternativos. Lo suyo es la versatilidad, sin ningún tipo de complicaciones y es una causa perdida tratar de encasillarlos. Sin problema pasan de un riff de rock a uno de funk, entrando a los sintetizadores que suenan como en pleno 1983 (nadie que venga de Manchester debe temerle a un sintetizador) y pasan sin más a una secuencia, a una trompeta, a otro pasaje de guitarra, a una atmósfera. Dueños de una sensibilidad especial, caracterizada en su estética de solo blanco y negro, han expandido su sonido por todo el mundo hablando sobre amor, depresión, muerte, miedo drogas, redes sociales, racismo y desencuentro. No son una banda pegada de la novedad, ni son una banda nostálgica. Son, eso sí, uno de los representantes más notorios del sonido melancólico del nuevo indie pop rock. Este año han venido lanzando sencillos de su tercer álbum “A Brief Inquiry Into Online Relationships”, entre los que destacan Give Yourself A Try, TOOTIMETOOTIMETOOTIME y Love If We Made It.

Santiago Rivas

Periodista y escritor